Asesinan a mujer trans en la capital salvadoreña

Anahy Miranda Rivas (Photo via Facebook)

SAN SALVADOR, El Salvador La madrugada del pasado domingo 27 de octubre se marcó con sangre de una víctima más de la población LGBTQ en El Salvador, se trata de una mujer trans, Anahy Miranda Rivas de 27 años de edad, la cual según reportes preliminares de las autoridades, fue interceptada sobre el Boulevard de los Héroes por sujetos armados dentro de una camioneta, los cuales la sujetaron y le arrastraron varios metros sobre la misma calle, seguido a eso lesionaron su cuello con un arma blanca.

Los sujetos luego lesionar a Rivas, dejaron su cuerpo en las cercanías de una discoteca sobre el mismo boulevard; las personas que se dieron cuenta alertaron a las autoridad del 911 y estas se hicieron presentes a la escena. Hasta el momento no se tienen más detalles caso o el seguimiento al mismo, el crimen de Rivas se suma a los más de 300 casos de crímenes por odio que se han cometido contra la población LGBTQ en el país centroamericano, en especial contra la población de mujeres trans.

Esta situación pone en alerta a este sector de la población históricamente excluido por la normativa, pero en especial alerta a las organizaciones LGBTQ y sus activistas. “Ya son siete muertes durante el año y Anahy es la tercera más violenta”, comenta al Washington Blade Amalia Leiva, coordinadora de programas en COMCAVIS Trans. “Necesitamos urgentemente que se activen los mecanismos que ya están instalados tanto en la policía y en la fiscalía”, agrega Leiva.

Las
autoridades no muestran verdaderos avances en el esclarecimiento de los
crímenes por odio hacia la población LGBTQ cometidos hasta la fecha, “No
podemos seguir sosteniendo cifras y casos con alto índice de violencia.
Necesitamos apoyo para seguir haciendo incidencia al Estado”, expresa al Blade
con preocupación Leiva.

En
redes sociales Aislinn Odalys, una activista independiente expresaba que el
Estado necesita garantizar leyes que protejan a las mujeres trans y les brinden
oportunidades de desarrollo, inclusión en educación y en el ámbito laboral, pues
están en un alto grado de exposición al estar trabajando en la calle.

“El mismo sistema las obliga a ellas que vayan a las calles a ejercer el trabajo sexual y exponerse con todo tipo de gente que las puede llegar a atacar”, expresa al Blade Odalys. “Las mujeres trans son las que están más expuestas a todo los atropellos que se viven en el país; y este crimen está catalogado como un crimen por odio, por la saña y el lujo de barbarie con el que lo hicieron”, comenta al Blade Yve Martir activista LGBTQ.

Para ASPIDH Arcoiris Trans es preocupante la ineficiencia que muestran las autoridades al momento de investigar cualquier tipo de crimen y también la inexistente postura de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) que es el ente encargado de velar por el cumplimiento de los mismos; toda esta desidia en abordar el tema, se ha notado desde la administración de Raquel Caballero de Guevara, al igual que con el procurador actual José Apolonio Tobar.

“Vemos el silencio de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, que no se ha pronunciado con respecto a los últimos crímenes por odio, al igual que el caso de Anahy. Obviamente porque ya no existe esa platica que existía entre sociedad civil (población LGBTQ) y la Procuraduría (PDDH), esto desde la administración anterior”, declara al Blade Monica Linares, directora ejecutiva de ASPIDH Arcoiris Trans. “Al actual procurador ni siquiera lo conocemos”, agregó Linares.

Published at Tue, 29 Oct 2019 22:57:11 +0000