Cuba podría implementar el matrimonio LGBTI para 2022

Marcha LGBTI+ en Cuba. (Foto por Yariel Valdés González/Tremenda Nota)

Nota del editor: Tremenda Nota es el medio socio del Washington Blade en Cuba. Esa nota salió en su sitio web el 18 de diciembre.

LA HABANA — El Código de Familia, la ley que podría instaurar el matrimonio igualitario
en Cuba, no será presentada a la Asamblea Nacional del Poder Popular hasta
diciembre de 2021, anunció este miércoles
Oscar Silvera Martínez, ministro de Justicia, en una de las comisiones del
parlamento que sesiona por estos días.

Silvera Martínez presentó a los
parlamentarios las previsiones de trabajo para los próximos años, que incluyen
dos sesiones extraordinarias además de las establecidas, para aprobar cerca de
cuarenta leyes en la actual legislatura.

Según el periódico Trabajadores, el ministro advirtió que
el proceso será difícil, “no solo por el número de normas que deberán
aprobarse en la actualidad y en los próximos años, sino por las expectativas de
nuestro pueblo”.

El artículo que trataba del matrimonio fue el más discutido de la Constitución aprobada hace un año por el parlamento y sometida a un referendo en febrero. La decisión de los legisladores fue postergar el debate durante dos años.

“La Comisión proponer diferir el concepto de
matrimonio, es decir, que salga del Proyecto de Constitución, como forma de
respetar todas las opiniones”, informó un tuit publicado en la cuenta
oficial de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

El artículo 68, que definía el matrimonio
como “la unión de dos personas”, fue sustituido por noción técnica
del matrimonio. Finalmente, una de las disposiciones transitorias de la nueva
Carta Magna estableció un plazo de dos años y la realización de otro referendo
para aprobar el Código de Familia, la ley que establecerá si las parejas LGBTI+
podrán unirse bajo las leyes cubanas.

Mariela Castro reveló por esos días,
en una entrevista con un diario vasco, que el gobierno se sintió presionado por
la propaganda de varias iglesias evangélicas contrarias al matrimonio
igualitario.

“Grupos de fundamentalistas religiosos
están tratando de chantajear al Gobierno cubano con que no van a votar a favor
de la Constitución si se deja el artículo 68 relativo al matrimonio entre dos
personas”, declaró la diputada y directora del Centro Nacional de
Educación Sexual (Cenesex).

En contradicción con la postura del parlamento al asumir
que no había consenso en la ciudadanía sobre las uniones entre personas del
mismo género, a pocos días del referendo se publicó el informe de una encuesta oficial con resultados
favorables a las aspiraciones de la comunidad LGBTI+.

La investigación, realizada en 2016,
asegura que el 77 por ciento de la población cubana adulta considera que las
personas, sin que importe su orientación sexual o identidad de género, deben
tener los mismos derechos.

Mariela Castro dijo entonces a Tremenda Nota que no se
explicaba por qué estas cifras no fueron usadas en el parlamento como argumento
para mantener el artículo 68.

El único diputado cubano abiertamente gay, Luis Ángel Adán Roble, comentó a Tremenda Nota que la encuesta “fue una herramienta desaprovechada”. También criticó la metodología usada por los parlamentarios para desestimar el artículo 68.

Adán Roble, tras polemizar en las redes
sociales con Manuel Vázquez Seijido, el subdirector de Cenesex, renunció a su cargo de diputado en noviembre
pasado.

Si el Código de Familia incluye una
propuesta de matrimonio inclusivo y es aprobado finalmente por el parlamento en
diciembre de 2021, las uniones LGBTI+ podrían legalizarse en 2022.

Published at Fri, 20 Dec 2019 23:34:07 +0000